La torre del Illot del Torn. Las torres de defensa

En las épocas medieval y moderna fue imprescindible la defensa del territorio de ataques de corsarios o bandoleros. Para protegerse se construyeron atalayas o torres de defensa, tanto en la línea de la costa como en los caminos de acceso al interior.

Se conservan vestigios de la torre fortificada situada en el islote llamado Del Torn, datada en el siglo XVI para protegerse de los ataques piratas, y también restos del fuerte de Sant Felip que, proyectado por Louis Langot y construido en 1725 por Felipe V, fue de capital importancia durante la Guerra de Sucesión.

El acceso a las tierras del interior también se protegió con torres de defensa o edificios fortificados en Vandellòs (Ca la Torre), Masboquera, Masriudoms, Castelló, Gavadà y Masvalentí.

01link      02map                 

Sed respetuosos con la naturaleza y el patrimonio cultural.

Acceso difícil

Pin It on Pinterest

Share This